Jaca, Capital de la comarca de La Jacetania.

Jaca es la capital de la comarca de La Jacetania y dista 72 km de Huesca, la capital provincial, y 143 km de Zaragoza. Está situada al norte de la provincia, en el valle del Aragón, único gran valle paralelo al eje de la cadena pirenaica. La prolongación de este eje, desde la Cuenca de Pamplona, al oeste, hasta la Cuenca de Tremp, al este, facilita las comunicaciones entre Navarra y Cataluña a través del norte de Aragón.

La ciudad está emplazada en la depresión de la Canal de Berdún, a 818 msnm, sobre una terraza fluvioglaciar en la margen izquierda del río Aragón a la salida del valle de Canfranc, precisamente en el exterior del codo que forma el río al cambiar la dirección norte-sur por la este-oeste que lleva sobre la Canal de Berdún.


Catedral de San Pedro de Jaca

La catedral de San Pedro de Jaca es una de las construcciones más características y antiguas del románico en España. Comenzó a construirse casi al tiempo que la de Santiago de Compostela en el último cuarto del siglo XI como sede episcopal y cabeza del Reino de Aragón por iniciativa del rey Sancho Ramírez que había obtenido el vasallaje vaticano tras su viaje a Roma en 1068, a resultas del cual le fue concedida la sede episcopal.


La Ciudadela de Jaca

La Ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro, es uno de los monumentos más valiosos y conocidos, fue construida a finales del siglo XVI (las obras comenzaron a mediados de 1592), y su mayor singularidad es que es una fortificación de planta pentagonal.

Actualmente conserva todas y cada una de sus partes más destacadas, el portón de la entrada (a la cual se accede a través de un puente levadizo), el foso, baluartes, escarpas, cuarteles, polvorines, túneles…

Desde su construcción, la fortaleza ha mantenido siempre guarnición militar dentro de sus muros. Sin embargo, la Ciudadela sólo fue utilizada defensivamente durante la Guerra de la Independencia. Pero paradójicamente, fueron las tropas francesas las que se hicieron fuertes en su interior tras conquistar la plaza en 1809. Ocuparon la fortaleza durante 4 años. Los soldados españoles, al mando del General Espoz y Mina, recuperaron el Castillo tras varios meses de asedio en 1814. A partir de entonces, el castillo va perdiendo importancia militar.


Fuerte de Rapitán

El todavía cercano recuerdo de la Guerra de la Independencia, las exigencias del Ministerio de la Guerra en el proyecto del Canfranc y el ancestral temor a las invasiones desde el otro lado de la cordillera explican el contexto histórico en el que se planificaron estas obras.

La primera piedra del castillo de Rapitán se colocó en el año 1884. Dos años después del inicio de las obras se terminó el camino de acceso a la cima y en 1890 llegaron desde la fundición de Trubia once cañones para artillar el futuro castillo. Para superar la difícil orografía del lugar y facilitar el transporte de los materiales de construcción y de la pesada artillería se fabricó un cable de cáñamo de 37 metros y 200 kilos.

En la Guerra Civil sus fosos fueron escenario dramático de la retaguardia y durante el franquismo su actividad declinó paulatinamente hasta quedar abandonado. Desde 1973 su gestión pertenece al Ayuntamiento de Jaca, aunque sigue siendo propiedad del Ministerio de Economía y Hacienda.


Puente de San Miguel

Se trata de un puente construido en la Edad Media para facilitar el cruce del río Aragón a los peregrinos que llegaban a Jaca procedentes de Francia en su ruta hacia Santiago de Compostela.