Aínsa, comarca de Sobrarbe Huesca.

El castillo de Aínsa, que data del siglo xi, formó parte de la línea de defensa de los territorios cristianos (línea que se extendía hasta Abizanda), y se convirtió en el embrión de la villa, que en tiempos de la Edad Media fue amurallada, y se convirtió en la capital del condado de Sobrarbe que perteneció al reino de Nájera-Pamplona (antes de que éste diera lugar al reino de Navarra) y luego se integrara en el reino de Aragón.

En 1124 el rey Alfonso I el batallador otorgó la Carta puebla por la que se beneficiaba a sus habitantes con el fuero de Jaca.

La importancia de la plaza llevó que la iglesia de Santa María fuera concebida también como defensa, tal y como atestiguan las saeteras de su torre.

Sobrarbe es una comarca situada al norte de Aragón (España). La capital administrativa es Boltaña y la capital de desarrollo económico es Aínsa.

Al norte de la comarca se encuentran los valles de los ríos Ara, Cinca y Cinqueta y el valle de Vió, al sur las sierras de Guara y Olsón y en la parte central diversas depresiones como Broto, Fiscal, Arcusa, La Fueva y el Biello Sobrarbe. Dentro de la comarca también se encuentra el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. La comarca queda dividida en dos grandes tipos de espacios en los que tradicionalmente se han entendido las relaciones humanas y que tienen mucha relación con el espacio físico: "Las Fuevas" (las depresiones), mitad sur de la Comarca que agrupan al Biello Sobrarbe, el valle del Cinca desde Aínsa hacia el sur y al valle de La Fueva; y "Las Valles" (los altos valles), correspondiente a los valles tributarios de los ríos Ara y Cinca desde Aínsa hacia el norte, valles de Ordesa, Ara, Bielsa, Vió y Gistaín.

Historia de Sobrarbe es uno de los tres condados que formaron Aragón. Fue uno de los condados de la Marca Hispánica, cuya oscura historia fue entrelazada con leyendas en la época de Íñigo Arista de Pamplona, primer rey de Navarra y al parecer conde de Sobrarbe.

En el siglo X, el condado de Sobrarbe fue absorbido por el condado de la Ribagorza. Sancho el Grande de Navarra aprovechó las dificultades del territorio, usando sus derechos como descendiente de Dadildis de Le Pailhars para realizar la anexión en 1016–1019. Más tarde dividiría sus territorios entre sus hijos, dejando al tercero, Gonzalo Sánchez, como conde de Sobrarbe y Ribagorza. Tras la muerte de Gonzalo en 1038, el territorio pasó a su hermano, Ramiro I de Aragón, con lo que se conformó el primitivo territorio del reino de Aragón.