La cultura Talayótica es el nombre de la sociedad correspondiente, aproximadamente, a la Edad del Hierro en las islas Gimnesias (Mallorca y Menorca en el archipiélago Balear). Sus orígenes datan de finales del II milenio a. C., cuando la mal llamada Cultura Pretalayótica entró en crisis y vivió su consiguiente evolución. Su nombre procede de los talayót, que son las construcciones más emblemáticas y abundantes de la prehistoria balear.

Los recintos talayoticos son exclusivos de Menorca, edificios religiosos a cielo abierto construidos en la segunda edad de hierro o época postalayótica (550 - 123 ad).

En general los recintos de las taulas están construidos con grandes piedras de sílice que formas hileras horizontales, tienen planta en forma de herradura y en la cara interna que rodea la taula encontraremos varias pilastras adosadas. 

Celebraciones religiosas, se oficiaban en los meses de verano y eran dedicados a una divinidad, simbolizada por la pilastra central.

Talayót

El nombre «talayote» proviene del árabe hispano ṭaláya, ‘atalaya’, pues, tanto por su forma como por su ubicación, estos monumentos parecen torres de vigilancia o defensivas. Su técnica constructiva, a base de grandes piedras encajadas «en seco» o «a hueso», sin cemento ni argamasa, se denomina en la actualidad «técnica ciclópea», en alusión a las construcciones micénicas de la Antigua Grecia. Este término debe distinguirse del término «megalítico», que caracteriza las obras de las diversas culturas constructoras de dólmenes.

Menorca, en lugar de haber un patrón que defina la forma y el tamaño de estos turriformes, nos encontramos que pueden ser circulares u ovalados, e incluso hay algunos con formas más o menos rectangulares o absidales. Los hay mucho más grandes que en Mallorca, llegando hasta treinta metros de diámetro. Unos son troncocónicos; otros son escalonados, o están rodeados por una rampa espiral. Unos son macizos, con apenas unos angostos corredores en su interior; otros tienen amplias cámaras que los asemejan a los de Mallorca. Es posible que la cronología de los talayotes menorquines, y en especial la de los macizos corresponda al Prototalayótico, asimilándose a los túmulos de Mallorca. En cambio, los talayotes de cámara son sincrónicos a los talayotes de Mallorca, construidos durante el primer cuarto del primer milenio antes de Cristo.

Taula

La Taula es, por excelencia, el monumento ceremonial más emblemático de Menorca. Construidas en la época talayótica, se trata de un santuario cuyo recinto tiene forma de herradura, parecido a los de Mallorca pero que, a diferencia de estos, tiene un gran monumento central que se asemeja a una mesa, lo que le da el nombre (taula es "mesa" en catalán). Se desconoce la cronología de estos santuarios pues, aunque los recintos pudieron existir a lo largo de todo el Talayótico, sus monumentos centrales pueden pertenecer a cualquier fecha a lo largo del primer milenio.

Necrópolis

Una necrópolis es una especie de cementerio o lugar destinado a enterramientos. Etimológicamente significa ciudad de los muertos/cadáveres, pues proviene del idioma griego: necro, muerto o cadáver, y polis, ciudad. El término se emplea normalmente para designar cementerios pertenecientes a grandes urbes, así como para las zonas de enterramiento que se han encontrado cerca de ciudades de antiguas civilizaciones.

Naveta

Una naveta, es una construcción prehistórica de la isla de Menorca. Su función era como sepulcro colectivo, y estaba construida con grandes piedras y técnica ciclópea, es decir, colocadas en seco, sin cemento ni argamasa.

Las navetas funerarias pertenecen a los inicios de la Cultura talayótica de Menorca, hacia el año 1000 a.C., aunque por sus características morfológicas, muy similares a los dólmenes de la isla, han sido considerado frecuentemente mucho más antiguas. Esto se puede deber a que, a pesar de ser posteriores a los dólmenes en mil años, la larguísima perduración en el uso de estos, y las tradiciones inamovibles propias de una cultura isleña, hayan propiciado que las navetas estén realmente inspiradas en ellos. Estas similitudes son especialmente patentes en las navetas más antiguas.

Naviforme

Se llama naviforme o navetiforme a unas construcciones prehistóricas de las islas Baleares (España). La función de estos edificios fue eminentemente doméstica, en ellas se realizaban las actividades diarias (preparación y consumo de alimentos, descanso,...). Su cronología corresponde a la Edad del bronce (c.1500-850 cal AC) y su denominación proviene de su gran parecido con otra construcción prehistórica menorquina: la naveta. Dado el gran parecido formal que se observó entre estas construcciones en un primer momento no se diferenciaron. Posteriormente, gracias al desarrollo de las investigaciones se difrenció entre las navetas funerarias y las de habitación. Estas últimas se conocen en la literatura científica como naviformes o navetiformes.

Dolmen

Un dolmen, que en bretón quiere decir ‘mesa grande de piedra’, es una construcción megalítica consistente por lo general en varias losas (ortostatos) hincadas en la tierra en posición vertical y una losa de cubierta apoyada sobre ellas en posición horizontal. El conjunto conforma una cámara y está rodeado en muchos casos por un montón de tierra de sujeción o piedras que cubren en parte las losas verticales, formando una colina artificial túmulo, distinguible como marca funeraria.

Sala hipóstila

Sala hipóstila es la denominación historiográfica de los recintos arquitectónicos cubiertos sostenidos por columnatas, que a veces llegan a ser verdaderos "bosques de columnas". Habitualmente son adintelados, de techumbre plana.

Hipogeo

Es el nombre dado a galerías subterráneas o a pasajes excavados con funciones funerarias (sepulcros). A lo largo del tiempo han sido utilizados por innumerables sociedades: durante el Calcolítico de la península ibérica; en el Antiguo Egipto; o por los fenicios.

Sepulcro

Sepulcro es la lápida que se construye para dar sepultura a una persona; generalmente es de piedra y está elevada con respecto del suelo.