Talayót de Son Olivaret Ciutadella.

El interés de este monumento radica precisamente en su mal estado de conservación. Apenas conserva una cierta monumentalidad, pero como en algún momento pasado fue desmontado parcialmente, podemos apreciar con facilidad la manera en que se construían este tipo de monumentos, formada por distintas capas con céntricas. Así, podemos apreciar en uno de los lados de este talayot las distintas capas hechas a base de paredes y relleno entre éstas. Por la parte trasera podemos ver un fragmento de lo que fue la pared exterior del talayot, pero ahora, hacia el interior, está ahuecado, dando la sensación de que es un gran muro curvo aislado, y que se mantiene en pie milagrosamente. De todas formas, a falta de unas excavaciones hechas con rigor, no podemos saber si alguno de estos espacios ahora llenos de tierra era hueco, como si fuese una cámara interior.

No esta abierto al publico.