EL ASENTAMIENTO MILITAR ROMANO DE SANITJA

El yacimiento de Sanitja se encuentra en el extremo norte de la isla de Menorca (Illes Balears), en el privilegiado marco natural del Cap de Cavalleria, una zona de extraordinaria belleza y gran riqueza histórica y arqueológica.
Desde 1993 la asociación sin ánimo de lucro Sa Nitja. Gestión del Patrimonio Mediterráneo investiga los restos arqueológicos del puerto de Sanitja. Los trabajos arqueológicos en la zona se han dirigido desde el Ecomuseu Cap de Cavalleria, con programas de excavación encuadrados dentro de unos exitosos cursos internacionales de práctica arqueológica. Gracias a estos trabajos se ha identificado un campamento militar romano fechado en el momento de la conquista romana de Menorca en el año 123 a.C.
La labor arqueológica llevada a cabo en estos años se ha concentrado en averiguar la extensión del campamento militar romano, la función de los espacios descubiertos y las diversas fases de ocupación. El marco cronológico de las instalaciones, muy preciso, cubre los años que transcurren entre la conquista romana de las islas (123 a.C.) y un momento cercano al año 45 a.C.
Las razones que llevaron a la fundación del campamento militar en esta ubicación están condicionadas por el hecho de que Sanitja fuera el mejor puerto natural de fondeo de la costa del norte de Menorca, resguardado de los fuertes vientos de Tramontana gracias a un espigón natural sumergido a poco profundidad que se extiende por unos 200 metros ligando la cercana Illa dels Porros con la península a través de un suelo submarino compuesto por grandes bloques de roca en desprendimiento.
Otra razón que explica su ubicación es la elección del punto más estratégico para controlar el puerto natural, sobre una cima plana en una colina que se alza discretamente a una altura de entre 15 y 20 metros sobre el nivel del mar. Desde esa zona se tiene amplia visibilidad de la ensenada del puerto y del horizonte norte de Menorca. El promontorio tiene una orientación NO-SE, y las estructuras descubiertas en ella siguen esta orientación para luego corregirla a una N-S en cuanto la orografía lo permite, lo que muestra la adaptación del campamento militar al puerto. 
A pesar de contar con otras zonas cercanas mejor acondicionadas para establecer un asentamiento (terreno nivelado, espacios protegidos de la tramontana), el campamento —en todas sus fases— siempre está relacionado con este promontorio y con el puerto a sus pies, lo que recalca la importancia de la vía marítima, tanto en un primer aspecto defensivo y de control ante posibles invasores, como en una fase posterior de importante tráfico marítimo, al ser el puerto tanto la vía de entrada de suministros como de salida de transportes con honderos baleáricos de camino a los campos de batalla.
A la luz de los descubrimientos realizados en Sanitja, queremos ofrecer en este artículo una visión del contexto histórico de este campamento militar y el papel que los honderos baleáricos que pasaron por él tuvieron en los conflictos bélicos y políticos del mundo romano durante el periodo en que el campamento se mantuvo activo.