Castillo de Santa Águeda, Ferrerias

Construido sobre un castrum romano por los árabes, cuando Manûrqa (Menorca) era parte del califato de Córdoba. No se sabe exactamente cuándo se construyó, aunque fue antes de 1232.

En 1287, se convirtió en el último punto de resistencia de los árabes cuando la isla fue invadida por Alfonso III de Aragón. Posteriormente el castillo fue destruido por el sobrino mayor del rey, Pedro IV de Aragón, hacia 1343.

El Castillo de Santa Àgueda es sin duda el testimonio más importante de la Menorca Musulmana. Situado en el término municipal de Ferreries, conserva aún hoy en día una parte muy importante de sus estructuras, a pesar de su abandono desde el siglo XV.

En 1987 el Castillo fue declarado Bien de Interés Cultural (BEC), Actualmente se encuentra en ruinas.

El toponimo actual procese del antiguo Sent Agayz, traduccion catalana del Arabe sen-(subida) y ayaiz (viejas).

 

El castillo fue la morada de los últimos moros en la isla, y cuenta la leyenda que el caballo del príncipe moro, al bajar al galope el monte sobre el que está el castillo, clavó con tal fuerza sus pezuñas sobre una piedra, que aún se conservan las marcas de las herraduras en ella.