Menorca, las torres de defensa y vigía.

A partir del siglo XVI-XVII y hasta principios del siglo XIX se construyen a lo largo de la costa menorquina unas edificaciones, la misión era vigilar y defender la isla de las incursiones piratas o militares enemigas.

Las atalayas son torres cilíndricas de piedra seca, con un poco de talud en su tercio inferior. Eran construidas en lugares de buena visibilidad. En la parte superior, en la azotea, se hacían señales de fuego al divisar algún peligro. Desde la terraza de cada una de ellas se podían ver, al menos, dos más con las que comunicarse, estableciendo, de este modo, un eficaz sistema de señales.

Las torres de defensa también estaban construidas de mampostería pero con refuerzos de arenisca. Son troncocónicas, de muros más gruesos y, en su interior, se podía alojar una pequeña guarnición.


T. De sa Mesquida

T. D´Addaia

T. Cala teulera



T. De Fornells

T. illa Sargantana

T. Rambla



T.  De Alcalufar

T. Castellar

T. De la Princesa 



T De Sanitja

T. Sant Felipet

T. D´en Penjat



Castell de Sant Nicolau

Torre Son Ganxu



Los Castillos y fortalezas

La Mola

Santa Águeda

Museo Militar